Comprender las diferencias entre autenticación y autorización

Los términos "autenticación" y "autorización" son conceptos fundamentales en IAM y CIAM. Forman el marco de la ciberseguridad. No obstante, aunque su nomenclatura sea similar, estos conceptos no comparten las mismas características. Este artículo le ayudará a comprender las principales diferencias entre autenticación y autorización.
Autenticación frente a autorización

En términos sencillos, la autenticación identifica y confirma la identidad que reivindica un usuario, mientras que la autorización concede o restringe el acceso a un componente seguro en función de los privilegios de acceso de un usuario. Naturalmente, ambos procedimientos de seguridad impiden el acceso no deseado a un sistema seguro. Sin embargo, se basan en conceptos distintos y, por lo tanto, funcionan de manera diferente.

¿Qué es la autenticación?

La autenticación es un proceso de seguridad que valida la identidad de los usuarios. Este componente impide el acceso ilegal o no autorizado a un archivo seguro y también evita el robo de datos.

Hoy en día, los ciberataques van en aumento. Según el estudio de 2020 del equipo de investigación sobre seguridad externa Digital Shadows, se robaron hasta 15.000 millones de credenciales, lo que abrió la puerta al pirateo de cuentas¹. Básicamente, si quieres acceder a un archivo seguro como alguien que lo posee o puede acceder a él, la autenticación te pide que proporciones algo que sólo conoce el propietario del archivo en cuestión. La respuesta que dé validará o invalidará su reclamación como propietario del fichero y, por lo tanto, determinará si se le concede o no el acceso. Las contraseñas y los nombres de usuario son un típico ejemplo .

Factores de autenticación

La autenticación requiere el uso de factores específicos para hacer su trabajo con eficacia. Estos factores son únicos para cada usuario y son necesarios para confirmar su identidad. Entre ellos figuran :

    • Algo que sepas: Este factor se refiere a lo que sabe el usuario. Corresponde a conocimientos que sólo posee el usuario. Esto incluye contraseñas, códigos PIN, preguntas y respuestas personales secretas como un color o comida favoritos.
    • Algo que tienes: Este factor está relacionado con lo que tiene el usuario, lo que posee y utiliza para acceder al componente seguro. Puede tratarse de dispositivos como un ordenador portátil, un teléfono o una tarjeta de acceso. Los usuarios son los únicos que pueden utilizar estas posesiones para acceder al componente seguro, salvo en caso de pérdida o robo.
    • Algo que eres: Este factor de autenticación es lo que es el usuario. Es un factor exclusivo del usuario. Incluye datos biométricos como huellas dactilares, reconocimiento de voz, escáner de iris, etc.
    • Ubicación del usuario: Este factor adicional utiliza información sobre la ubicación del usuario para validar su identidad. Si el usuario siempre accede al fichero desde un determinado lugar o región, y ahora se solicita el acceso al fichero protegido desde otro lugar, región o país, el sistema de seguridad establece una barrera adicional para confirmar que sigue siendo el mismo usuario.
    • Hora de acceso: Al igual que en el caso de la ubicación, si el usuario está acostumbrado a acceder a un archivo durante horas o días concretos, como durante el horario laboral o en días laborables, se establece otro factor de autenticación si se solicita el acceso fuera de estas franjas horarias.

    De estos factores de autenticación, las contraseñas y los nombres de usuario son la forma más básica. Suelen constituir la primera capa de seguridad. Sin embargo, el uso de contraseñas por sí solo ya no es suficiente para evitar los ciberataques y los accesos no autorizados, ya que ahora se pueden burlar y piratear fácilmente.

    El uso exclusivo del factor "algo que sabes" se considera, por lo tanto, la forma más débil de seguridad. Para reforzar las infraestructuras de seguridad, se requiere más de un factor de autenticación. Por eso, el mundo recurre ahora a la autenticación de doble factor (2FA) y a la autenticación multifactor (MFA) para aumentar la protección de archivos y recursos. Se ha de tener en cuenta que, contrariamente a la creencia popular, la autenticación de dos factores es diferente de la autenticación de múltiples factores y, en general, es menos segura. Para más información sobre este tema, consulte nuestro artículo.

    ¿Qué es la autorización?

    La autorización es un procedimiento de seguridad que controla/limita el acceso de un usuario a una entidad segura concreta. Este concepto se refiere al número de privilegios que tiene un usuario para acceder a un fichero seguro.

    Autenticación y autorización van de la mano, ya que la autorización sigue a la autenticación. Pronto descubrirá lo que esto significa.

    Pongamos un ejemplo concreto.

    En una organización segura, cada empleado puede acceder a distintos archivos y recursos, en función de su rol o nivel jerárquico. Sin embargo, todos estos archivos y recursos seguros se almacenan en la nube. Los empleados pueden localizarlos siempre que estén conectados a la red de la organización. Lo que no pueden hacer, sin embargo, es acceder a archivos que su función en la empresa no les permite.

    Esto significa que, incluso para localizar archivos en la nube de la empresa, debe poder verificar su identidad (autenticación). Si no eres miembro de la organización, no puedes acceder a la nube.

    Una vez verificada su identidad como miembro de la empresa, puede iniciarse el proceso de autorización. Tu función determinará ahora el límite de archivos a los que, como miembro, puedes acceder en la nube (autorización).

    El Informe de Verizon sobre la violación de datos en 2021 muestra que aproximadamente el 61% de las violaciones de datos en 2020 se debieron a accesos no autorizados a sistemas seguros². Para evitar convertirse en víctima de una filtración de datos, adoptar una solución eficaz de control de acceso de proveedores como inWebo le permite proteger sus sistemas de accesos no autorizados.

    Las diferentes formas de gestionar el IAM

    Para gestionar la seguridad y la usabilidad de un entorno digital, es necesario hacer coordinar las identidades, las autentificaciones y los distintos niveles de autorización. Este es el propósito mismo de la IAM (Gestión de Identidades y Accesos), que puede organizarse en torno a diferentes estrategias:
    Control de acceso basado en funciones (RBAC)

    Control de acceso basado en funciones

    RBAC o Role-Based Access Control (control de acceso basado en roles) concede acceso en función de los roles laborales de un conjunto de usuarios. Este sistema permite acceder a componentes seguros en función de las funciones que asumen los usuarios dentro de la organización.

    Control de acceso basado en atributos (ABAC)

    Control de acceso basado en atributos

    ABAC o Control de Acceso Basado en Atributos es una estrategia de control que concede acceso en función de los atributos del usuario. Pueden ser la ubicación, el departamento y la función del usuario, así como el tipo de acción que debe realizar.

    Control de acceso basado en políticas (PBAC)

    Control de acceso basado en políticas

    PBAC o Control de Acceso Basado en Políticas es una estrategia de control de acceso que integra el rol de un usuario con las políticas definidas por la organización para conceder acceso autorizado al sistema.

    Control de acceso basado en reglas

    Control de acceso basado en reglas

    El control de acceso basado en reglas es un sistema de control de acceso que concede acceso en función de un conjunto de reglas preestablecidas. Estas reglas guiarán cómo se concede acceso a cada usuario.

    Autenticación y autorización: ¿cuáles son las diferencias?

    La autenticación y la autorización se diferencian entre sí por los siguientes criterios:

    • Oportunidad: La autenticación es el primer paso en el procedimiento de seguridad que se encuentra al conectarse a un sistema seguro. La autorización sólo se produce una vez que la autenticación se ha completado con éxito.
    • Función: La autenticación verifica la identidad de un usuario. La autorización concede o restringe el acceso de los usuarios a los ficheros.
    • Modificación: los factores de autenticación pueden ser modificados por los usuarios para mejorar la seguridad. La autorización sólo puede ser modificada por los equipos o el personal responsable de su aplicación.
    • Visibilidad: La autenticación es visible para los usuarios. La autorización, en cambio, no lo es.
    • Requisitos: Las credenciales de los usuarios pueden utilizarse para confirmar su identidad durante la autenticación. Existen políticas y normas para determinar si debe concederse o no el acceso previa autorización.

    IAM: orquestación de su estrategia de autenticación y autorización

    Comprender la diferencia entre autenticación y autorización es fundamental para implantar y poner en funcionamiento plataformas complejas de gestión de identidades y accesos. Ahora debería ser capaz de asignar sus requisitos de IAM a este marco, evaluar la autenticación y la orquestación de acceso que necesitará e investigar la mejor solución. Si necesita ayuda, los expertos de inWebo están a su disposición para guiarle a través de su viaje IAM. No dude en ponerse en contacto con ellos.

    (1) https://resources.digitalshadows.com/whitepapers-and-reports/from-exposure-to-takeover
    (2)https://www.verizon.com/business/resources/reports/dbir/2021/masters-guide/

    ¿Qué es la autenticación?

    La autenticación es un proceso de seguridad que valida la identidad de los usuarios. Este componente impide el acceso ilegal o no autorizado a un archivo seguro y también evita el robo de datos.

    ¿Qué es la autorización?

    La autorización es un procedimiento de seguridad que controla/limita el acceso de un usuario a una entidad segura concreta. Este concepto se refiere al número de privilegios que tiene un usuario para acceder a un fichero seguro.

    ¿Cuál es la diferencia entre autenticación y autorización?

    Autenticación y autorización van de la mano, pero difieren entre sí en cuanto a cuándo se utilizan, qué hacen, cómo se modifican, su visibilidad y sus requisitos.

    Autenticación fuerte MFA sin compromiso

    Póngase en contacto con nosotros para una demostración o para solicitar su cuenta de prueba

    Nivel de seguridad muy alto

    inWebo MFA dispone de la tecnología única y patentada de claves aleatorias dinámicas que le permite ofrecer el mayor nivel de seguridad del mercado. Solución certificada por la ANSSI.

    Fácil integración y despliegue

    Accesible como SaaS, rico en conectores, APIs y SDKs, inWebo MFA se adapta a sus limitaciones técnicas, sin imponer otras nuevas. Desplegar un MFA rápidamente y a gran escala, sin contacto humano y sin logística.

    Experiencia de usuario sin contraseña y sin dispositivos

    inWebo le permite ofrecer una experiencia de usuario simplificada, extendida a todas las dimensiones de la autenticación, desde la inscripción hasta el inicio de sesión, gracias a sus tokens universales, sin contraseña y sin dispositivo.

    Reciba las últimas noticias sobre autenticación fuerte

    Nuestras últimas noticias

    Solicite una demostración